Fisioterapia Fisioterapia Obstétrica Maternidad

Fisioterapia Obstétrica: Diástasis Abdominal

Hoy  hablamos sobre esto. Sobre la gran desconocida DIÁSTASIS ABDOMINAL. Y digo desconocida porque no se suele hablar sobre esto en las clases preparto, ni se suele hacer mucho caso después del parto.

Y sí, además de dar respuesta a qué es y a por qué pasa, os cuento que podemos hacer para mejorarla.

Tras el embarazo y el parto muchas mamás refieren seguir teniendo “tripita de embarazada”

¿Por qué ocurre esto? ¿Por qué seguimos con barriguita incluso pasados meses?

fisioterapia obstétrica granada

 

¿Qué es la diástasis abdominal?

Debido al crecimiento del útero y a los cambios hormonales que ocurren en nuestro cuerpo durante la gestación la linea alba se distiende y los rectos abdominales se separan.

“Separación de los rectos del abdomen”

La linea alba es el tejido fibroso que une ambos rectos, que  son dos bandas musculares localizadas en la parte anterior del abdomen, van desde el esternón y arcos costales hasta el pubis. Junto con los oblicuos, transversos y musculatura posterior del tronco conforman el abdomen.

Realizan la flexión de tronco y dan soporte y sostén a las vísceras abdominales.

Es importante saber que tienen un importante papel en el control de la postura. Ayudan a mantener el tronco erguido junto con los músculos paravertebrales que están en la parte posterior. El equilibrio entre ambos es fundamental para no sufrir lesiones como contracturas musculares, protusiones / hernias discales, disfunciones uroginecológicas…

Las diástasis varían entre 2-3 cm a 15 cm.

Diferencias entre recto normales rectos diastasis

Causas

El aumento de peso y de la presión intraabdominal además de los cambios hormonales favorecen la separación de los rectos sobre todo en el tercer trimestre del embarazo. El tipo de parto también puede favorecer su aparición (posición, duración de la fase expulsiva…)

Es más frecuente en embarazos múltiples y en el segundo/tercer embarazo si no te recuperaste bien del anterior.

Síntomas

Lo más visible de la diástasis abdominal es la tripita o barriga, pero además existen síntomas que no debemos obviar:

  • Dolor muscular, más frecuente en la zona lumbar.
  • Dolor pélvico
  • Problemas digestivos: gases, digestiones pesadas, estreñimiento
  • Incontinencias

Incluso, si la diástasis es muy grande, puede aparecer hernias umbilicales o epigástricas.

Tratamiento

Tras el parto hay que dejar un tiempo para que el cuerpo se recupere fisiológicamente. Los órganos, músculos y ligamentos necesitan de este tiempo. Así que no te agobies. Los primeros días recomendamos cosas tan sencillas como dar paseos, ejercicios respiratorios y ejercicios de suelo pélvico suaves, sin demasiadas repeticiones…

Después podrás acudir a un fisioterapeuta especialista en embarazo y post parto para que te realice una valoración y comprobar si existe diástasis y que tipo (funcional o anatómica)

Para la recuperación post parto y para mejorar la diástasis recomiendo la Gimnasia Abdominal Hipopresiva (GAH)

Con esta técnica, conseguimos:

  • Aumentar el tono de los músculos oblicuos y transverso del abdomen
  • Reeducar la postura
  • Relajar el diafragma
  • Aumentar el tono basal del suelo pélvico
  • Favorece la descongestión pélvica

Con la GAH trabajamos los músculos oblicuos y transversos que son tu “faja natural” y así reducir la diastasis y tener una barriga más firme.

gimnasia abdominal hipopresiva

Y recuerda ¡Los abdominales clásicos están totalmente contraindicados!

Más vale prevenir…

Si estás embarazada puedes prevenir su aparición.

Te aconsejo realizar ejercicio adecuado a tu mes de gestación, lo más personalizado posible ¡olvídate de las tablas “prefabricadas” y de clases multitudinarias! Cada mujer y cada embarazo es distinto, así que tu entrenamiento y tus cuidados deben ajustarse a tus necesidades. Ejercicios como Pilates Prenatal te ayudaran a cuidar tu postura, preparar tu suelo pélvico y mantener un buen tono de la musculatura, sobretodo de la faja abdominal.

Para resolver cualquier duda puedes consultarnos en nuestro centro o llamando al 958125548

 

 

 

 

3 Comment

    1. Sin duda Sandra, es muy importante tener una buena recuperación post parto, y siempre aconsejados de profesionales sanitarios. Poco a poco se va conociendo el papel de la fisioterapia en este campo. ¡Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *