Bebés Blog Fisioterapia Fisioterapia Obstétrica Maternidad

La importancia del tacto en los bebés. Masaje infantil

“Las caricias, los contactos piel con piel,

los masajes, todo ello alimenta al niño.

Es un alimento tan necesario como

los minerales, vitaminas y proteínas”

Dr. FREDERICK LEBOYER

 

El tacto en los recién nacidos y bebés es muy importante. Es el primer sentido que se desarrolla ya en vientre materno. Entre la 7ª – 9ª semana de gestación los bebés empiezan a responder al tacto.

En muchos hospitales favorecen que el primer contacto  que tenga el bebé nada más nacer sea con su madre. Sin realizar antes ningún tipo de intervención médica (en los casos en los que el bebé nace sin complicaciones).  Es el “contacto piel con piel”: Se coloca al recién nacido sobre el pecho o abdomen de la madre sin limpiarlo ni vestirlo. Se les da un tiempo y espacio para reconocerse, para sentirse, explorarse, para sentir el calor de sus cuerpos, olerse, escuchar el latido de su corazón…  favoreciendo así  los vínculos afectivos y el inicio de la lactancia materna.

El tacto es por tanto la primera vía por la que madre e hijo se comunican. Es importante que los primeros días proporcionemos caricias suaves en las manos, en las mejillas o en el dorso del pie por ejemplo. Así ayudamos al desarrollo tanto emocional como cognitivo del recién nacido. Estas caricias que les damos harán que se sientan más seguros y protegidos.

Os recomiendo este video para saber más sobre el contacto precoz piel con piel:

Una vez en casa podemos realizar masaje al bebé para continuar estimulándolo y fomentar esta comunicación. Con los estímulos adecuados favoreceremos el proceso de maduración del sistema nervioso y mantenemos esta relación tan especial.

Según en la etapa del bebé lo realizaremos de distintas formas para cubrir sus necesidades:

  • De recién nacido hasta el mes y medio realizaremos caricias muy suaves, posaremos nuestras manos en su abdomen, piernas y brazos para que sienta nuestro calor, nuestra respiración. Es la base para que sea más comunicativo y receptivo.
  • Después del primer mes hasta el octavo  observareis día a día una evolución muy rápida del pequeño/a. El bebé se vuelve más activo, interactua  más conforme pasan los días. Participa sonriéndoos, balbuceando, emitiendo sonidos, y cogiéndoos las manos o dedos. En estos meses el masaje ayuda a que el bebe conozca su propio cuerpo y a que establezca su propio esquema corporal. Sin olvidar los beneficios a nivel muscular y articular, muy importante para el desarrollo motor de estos meses.
  • A partir del noveno mes aproximadamente el niño ya empieza a moverse más, a gatear, a explorar su entorno… es por lo tanto un momento de juego y deberás de adaptarte a sus necesidades y gustos. Posiblemente no permanezca todo el tiempo que dure el masaje quieto. No pasa nada, lo importante es dedicaros un momento especial dejando el estrés y las preocupaciones aparcadas.

Otros beneficios del masaje infantil:

Ayuda a disminuir y aliviar los cólicos, los gases, evitar o mejorar el estreñimiento, mejorar la congestión nasal, favorecer el sueño,fortalecer su sistema inmunológico…

Si quieres conocer más sobre esta actividad y sus beneficios visita nuestra página aquí.

¿Cuando hacer el masaje? ¿Dónde? ¿Uso crema?

Cualquier momento del día es bueno para realizar el masaje, por la mañana o por la tarde antes o después del baño. En una habitación cálida para dejar con poquita ropa al bebé y que no pase frío. Recuerda quitarte anillos, pulseras o relojes (pueden resultar molestos) La luz debe ser tenue para invitar a la relajación si es lo que vamos buscando. Puedes usar cualquier crema o aceite. Solemos recomendar aceite vegetal de almendras, ya que es natural con poco aroma y es raro que pueda producir alguna reacción alérgica. Busca una postura cómoda, relájate antes de iniciar el masaje. Si estás nervioso/a o estresado/a puedes trasmitirle esas sensaciones al pequeño/a.

El primer contacto debe ser suave, pausado. No olvides hablarle, pedirle permiso para comenzar el masaje y calentar tus manos previamente.

Para cualquier duda puedes consultar con nuestras fisioterapeutas. Son educadoras de masaje infantil de la AEMI y estarán encantadas de resolver cualquier pregunta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *