Bebés Blog Fisioterapia Obstétrica Maternidad

Fisioterapia: Disfunción de la sínfisis púbica en el embarazo

cristinamunozblogclinicasalusEl embarazo conlleva distintos cambios fisiológicos, hormonales y mecánicos en el cuerpo de la mujer.

Se estima que alrededor de un 30% de las mujeres embarazadas sufren dolor en la pelvis.

La pelvis es la cavidad inferior del abdomen formada por los huesos coxis, sacro e iliacos. La unión anterior de los huesos del pubis es lo que conocemos como “sínfisis púbica”

 

Durante la gestación por la influencia de la relaxina los ligamentos son más flexibles para así facilitar el movimiento de las articulaciones y beneficiar la salida del bebé en el parto.

La sínfisis del pubis se vuelve entonces más laxa permitiendo una pequeña separación de ambos huesos para así permitir el encajamiento de la cabeza del bebé.

Sin embargo este aumento de movilidad articular puede provocar INESTABILIDAD de la pelvis y de la columna vertebral, originando así DOLOR.

El crecimiento del útero y del bebé aumentarán la presión en esta zona, lo que también explica la aparición de este dolor.

En la mayoría de los casos el dolor de la disfunción de la sínfisis púbica tiene un inicio agudo. Se localiza encima de la la articulación del pubis, y puede irradiarse a la ingle o cara interna del muslo. Aumenta de intensidad con el movimiento (andar, subir escaleras, cambios de posición), y con el aumento de peso. Esto es lo que llamamos “Disfunción de la sínfisis púbica”

Como otros dolores o patologías del embarazo, aunque sea común no hay porque aguantar el resto del embarazo sin hacer nada, o sólo tomando analgésicos (que es lo que la gran mayoría de los médicos suele prescribir)

La fisioterapia puede ayudar a eliminar este dolor o a disminuirlo. El tratamiento (previa valoración) consiste en líneas muy generales en terapia manual, movilizaciones, reeducación y ejercicios de la musculatura abdominal, lumbar y de suelo pélvico. Todo encaminado a mejorar la estabilidad de la pelvis.

El dolor suele mejorar o desaparecer (en un pequeño porcentaje continua el dolor tras el parto)

Consejos:

  • Realizar ejercicio como matronatación o pilates prenatal
  • Hacer las actividades de la vida diaria de forma tranquila, sin sobrecargas y realizando descansos las veces que sean necesarias.
  • Usar  en casa una pelota de fitball para relajar la musculatura y realizar movimientos suaves de pelvis (ante-retroversión, círculos grandes y amplios en ambas direcciones…)
  • Evitar movimientos, cambios posturales y actividades bruscas

Recuerda ponerte en manos expertas de fisioterapeutas colegiados. ¡Y disfruta de tu embarazo sin molestias ni dolores!

 

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *